928 090 555

Cómo se reclama

CÓMO SE RECLAMA

Si eres víctima de un accidente de circulación tienes derecho a ser indemnizado por los daños sufridos, ya sean personales o materiales. La ley 35/2015 ha introducido importantes cambios en la forma de reclamar la indemnización para todos aquellos accidentes que tengan lugar a partir del 1 de enero de 2016. Las opciones de reclamación serían las siguientes:

  • OPCIÓN A“. Habitualmente, el tramitador de la compañía de seguros del vehículo en el que viajabas se hará cargo de reclamar informalmente a la compañía contraria la indemnización que estime procedente. Sin duda esta es la peor opción. Tu compañía de seguros tiene interés en cerrar el expediente lo antes posible, pues mantenerlo abierto tan solo le genera gastos.
  • OPCIÓN B“. VÍA INFORMAL. Es posible reclamar directamente a la compañía contraria negociando con su tramitador (personalmente o por medio de abogado).
  • OPCIÓN C“. VÍA LEGALMENTE ESTABLECIDA POR EL NUEVO ART.7 del RDL 8/2004, introducido por la Ley 35/2015. Se introduce un protocolo o sistema de reclamación que conlleva los siguientes pasos:

1º) Comunicar el siniestro a la aseguradora del causante del siniestro, pidiendo la indemnización que corresponda. Esta reclamación debe contener: la identificación y datos relevantes de quienes reclamen, una declaración sobre las circunstancias del hecho, la identificación del vehículo y del conductor que hubiesen intervenido en la producción del mismo (de ser conocidos) y cuanta información médica asistencial o pericial o de cualquier otro tipo tenga en su poder  para cuantificar el daño. La compañía de seguros tiene la obligación legal de presentarte, en plazo máximo de tres meses, una oferta motivada (por escrito) que cumpla los requisitos establecidos por el art.7.3 del RDL 8/2004. Para ello podrá solicitarte que seas examinado por su perito médico, pero deberá aportar dicho informe junto a la oferta motivada que te presente. En caso de que la compañía aseguradora no se considere responsable del siniestro deberá presentar en el mismo plazo una “respuesta motivada” por escrito que abrirá la posibilidad de reclamar la indemnización en vía judicial.

2º) En caso de no estar conforme con la oferta motivada, tenemos varias opciones:

a) Presentar “demanda judicial” en vía civil contra la entidad aseguradora en base a la documentación que tengas.

b) Solicitar “informe pericial complementario” al Instituto de Medicina Legal que corresponda a tu zona. Obtendrás un informe pericial emitido por un médico forense que será costeado por la entidad aseguradora y será remitido a ti y a la misma para que presente nueva oferta motivada en el plazo máximo de un mes.

c) Solicitar “informe pericial complementario” a un perito médico privado. Lo costearás tú. Deberás remitirlo a la entidad aseguradora y ésta deberá presentar nueva oferta motivada en el plazo de un mes.

3º) En caso de no estar conforme con la 2ª oferta motivada presentada por la aseguradora (en base el informe del Instituto de Medicina Legal o al informe de tu perito médico privado), o en caso de que la compañía no hubiera presentado oferta motivada, podrás interponer “demanda judicial” en vía civil contra la entidad aseguradora.

Como verás, este nuevo protocolo de reclamación es quizás demasiado complejo como para que un particular o un abogado sin conocimientos específicos en la materia pueda realizarlo sin comprometer seriamente el buen resultado de la reclamación. El abogado debe optar por la vía que más te convenga en función de tus necesidades y de las circunstancias particulares de cada caso (en especial del tipo de lesiones en juego).

Compartir